Paletas de frambuesa y limón

Hoy les comparto esta receta de paletas de frambuesa y limón, riquísimas, muy fáciles de hacer, super veraniegas y frescas. El toquecito de sabor extra se lo da la menta ¡Quedan geniales! 

Cuando empieza a llegar el verano con todas sus frutas coloridas y ricas, me encanta aprovecharlas al máximo, por eso siempre hago este tipo de postres que además de ser refrescantes son deliciosos e incorporan frutas naturales ¿Qué mejor?

Se pueden hacer de los sabores que quieras, son ideales para darles a los chicos algo dulce pero un poco más saludable y son más divertidas que por ahí comer la fruta sola.

¡Vamos a hacerlas!

Ingredientes 

  • 250 gr de frambuesas frescas o congeladas
  • 2 limones
  • 200 gr de leche condensada 
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 4 hojas de menta

Detalles de la receta

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de frío: 3-6 horas
  • Rinde: 10 paletas

Preparación

Para empezar con esta receta de paletas de frambuesa y limón, vamos a necesitar un molde de helados o paletas y palitos (Si no tenés moldes de helado podés usar vasitos descartables o una fuente y luego servirlo).

El primer paso será, exprimir el jugo de los dos limones. Reservamos.

En el vaso de una licuadora o en un bol, colocamos las frambuesas, la menta y el jugo de limón. Lo licuamos o procesamos con un mixer hasta obtener una mezcla homogénea. 

Ahora este es un tip que me gusta a mi pero no tenés porqué hacerlo. A mi me gusta pasar la mezcla de frambuesa por un tamiz o colador para sacarle las semillitas ya que quizás son algo molestas a la hora de comer el helado. 

Ya con la mezcla tamizada, colocamos nuevamente en el vaso de la licuadora o bol. Agregamos la leche condensada y el queso crema (también puede ser crema de leche) y licuamos o procesamos una última vez. 

Ya la mezcla lista, vamos a armar las paletas, para ello colocar con ayuda de una cuchara un poco de la mezcla en cada uno de los moldecitos. Recordá no llenarlos demasiado, así entra el palito. Por último llevamos al freezer por al menos dos horas. 

Para desmoldar, pasar el molde por un poco de agua de la canilla con cuidado de no mojar las paletas.

¡Espero que te gusten tanto como a mí! Contame en los comentarios de qué otros sabores te gustaría hacer este tipo de paletas. 

Te invito a que leas otras recetas 

¿Te gusto esta receta?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0