Receta de cheescake perfecto

Hoy te comparto mi receta de cheescake con todos los tips y herramientas que necesitas para que te salga perfecto y delicioso. El cheescake nunca pasa de moda, es porque es tan delicioso que no podemos dejar de comerlo.

 En esta oportunidad te comparto la receta clásica del cheescake y arriba para decorar podes ponerle mermelada de frutos rojos, de frambuesa, frutas frescas o hasta una ganache de chocolate. Yo usé frutillas porque está llegando la temporada (soy muy feliz). 

Esta torta o tarta super cremosa se va a ganar tu corazón, estoy segura.

Ingredientes para el cheescake

  • 150 gr de galletitas de vainilla
  • 100 gr de manteca
  • 500 gr de queso crema
  • 230 ml de crema de leche
  • 4 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla

Ingredientes para la salsa de frutillas

  • 300 gr de frutillas
  • 150 gr de azúcar. 

Detalles de la receta

  • Tiempo de preparacion: 40 minutos.
  • Tiempo de cocción: 55 minutos.
  • Rinde: cheescake de 22 cm.
  • Porciones: 12 porciones medianas.
  • Calorías por porción: 408.

Preparación

Para empezar con esta receta de cheescake vamos a pre-calentar el horno a 180°c.

En una cacerola colocar los frutos rojos junto con el azúcar y unas gotitas de jugo de limón. Cocinar por unos 10 minutos o hasta obtener la consistencia deseada. Tener en cuenta que la mermelada en caliente parece más liquida, por lo cual, no deberían cocinarla demasiado. Luego de la cocción, entibiar y reservar para decorar luego el cheescake.

Moler las galletitas. Derretir la manteca y mezclar con las galletitas. Colocar en un molde de 22 cm, presionar y formar la base. 

En un bowl mezclar el queso crema con la crema de leche y la vainilla. Agregar de a uno los huevos incorporándolos bien. No batas demasiado los huevos, simplemente incorporalos a la mezcla, no hace falta añadir aire o volumen. Por último agregar el azúcar. Lograr una mezcla homogénea.

Verter la mezcla de queso en el molde con las galletitas. Tip 1: Darle unos golpecitos al molde sobre la mesa para quitar cualquier burbuja de aire que pueda quedar. 

Tip 2: Pone el molde sobre una fuente con agua, un baño maría, así el cheescake se va a cocinar sin quemarse. Llevar al horno por 55 minutos.

Tip 3: Pasados los 55 minutos, apagar el horno y dejar el cheescake adentro del mismo, por una hora. Si lo ves, vas a notar que el cheescake todavía no está completamente firme, está bien, está caliente, cuando se enfríe tomará consistencia firme. 

Pasada la hora, retiramos el cheescake del horno, lo cubrimos con papel metálico y lo llevamos a la heladera por al menos unas dos horas (si lo podés dejar hasta el día siguiente mejor, pero entiendo si la tentación es muy grande). 

Cuando ya esté frío, colocarle por arriba la mermelada o salsa de frutillas. 

¡Espero que te guste! Cualquier pregunta que tengas me la podés enviar por mis redes sociales o dejarla acá en los comentarios. 

 

Te invito a ver otras recetas

Torta de pelones y cerezas

Torta de pelones y cerezas

Torta de pelones y cerezas Hoy les comparto esta receta de torta de pelones y cerezas, una receta muy veraniega y súper rica. Es muy sencilla de...

leer más
Madeleines de chocolate

Madeleines de chocolate

Hoy les comparto esta receta de madeleines de chocolate, un tipo de masas pequeñas, son hermosas y riquísimas, animate a probarlas!

leer más

¿Te gusto esta receta?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1